martes, 27 de noviembre de 2007

Cyberbullying

Una de la situaciones problemáticas que viven los adolescentes y niños es el abuso que reciben por parte de sus compañeros o pares. Tal situación si cumple con una serie de requisitos se conoce como bullying. Este tipo de abuso, aparte de lesionar derechos fundamentales, puede tener importantes consecuencias tanto para el niño como su entorno.
Uno de los usos negativos de la tecnología es la extensión de este abuso más allá de los límites físicos donde el niño tradicionalmente era maltratado por sus compañeros. De este modo, la víctima es asujetada mas allá de su experiencia territorial en un determinado establecimiento educativo, de recreación, tratamiento, o el que sea. El aumento progresivo de la Internet, y de sus diversos dispositivos de acceso, ha permitido que este abuso se extienda a la experiencia digital de la víctima a través de publicación de información injuriosa y ofensiva, la cual le es enviada directamente (a través de celulares o el e-mail) o a la que accede dado que su grupo de pares lo hace (blogs, fotologs, etc). Como consecuencia aumenta la extensión del abuso hacia la persona, lesionándolo incluso en ámbitos que podrían haber tenido la ventaja de ser más privados. Como consecuencia el abuso continúa fuera de la instancia tradicional en que ocurre, y aumenta el temor y ansiedad del niño o joven.
Si les interesa más del tema pueden visitar los siguientes enlaces:

En Chile el tema no ha sido suficientemente estudiado, existiendo una creciente preocupación en la opinión pública al respecto. De hecho, se está impulsando un proyecto de ley para castigar el “ciberbullying”, estableciendo sanciones contra quienes ejercen violencia escolar y la difunden por distintos medios de comunicación. La iniciativa modifica el Código Penal, estableciendo que:

“el que, a sabiendas, exhiba o distribuya a través de Internet, material que contenga conductas de acoso, intimidación, abuso o maltrato físico y/o verbal que involucre a menores de 18 años, con el ánimo de hostigar, amenazar o amedrentar a otro, será sancionado con la pena de presidio menor en su grado mínimo".
El proyecto es patrocinado por la diputadas Denise Pascal y Clemira Pacheco

3 comentarios:

Pablo Lara Saintard dijo...

David,

Encuentro muy interesante el tema que planteas en tu blog, de hecho hace unos días lo conversamos con Macarena y nos llamó mucho la atención eso mismo que tú comentas acerca de la incontenible posibilidad de ejercer o practicar el "Cyberbulling", llegando ahora a invadir y agredir a las víctimas hasta en sus "espacios seguros".
En verdad en Chile aún se realiza un análisis profundo acerca de las consecuancias negativas de masificar las nuevas tecnologías sin haber previamente una educación que enseñe a nuestros niños a hacer un uso correcto, responsable y respetuoso de esas herramientas.
Por otra parte, me llama mucho la atención y esto está más relacionado con algo que tal vez tampoco se haya tomado muy en cuenta a la hora de estudiar estos "fenómenos", que es el entender el por qué algunos niños son víctimas de este tipo de violencia. Muchas veces uno ve niños completamente normales sin ningún defecto físico que pueda dar atisbos de la explicable pero condenable actitud infantil de molestar por ejemplo: Al cabezón, o al narigón del curso. Entonces me pregunto que elementos externos provoca que un individuo que no se diferencia en nada de sus pares se transforme en "obejtivo" y víctima de este tipo de abuso tan reprochable.
La verdad es que tengo más preguntas para hacer, pero es muy largo de escribir, ya tendremos oportunidad de conversar más adelante.

Saludos,

Pablo.

David Silva Labra dijo...

El tema es complejo, me parece hacer leído en algún lado respecto a las características del niño molestado por sus compañeros y tb. características de los abusadores. Perfectamente es posible pensar en una dinámica relacional, típicas del abuso. Es posible pensar, en términos sistémicos, que tanto abusador como abusado se codeterminan, en tanto codefinen la relación permanente en el tiempo.

Ademas habría que considerar el contexto en que surge el bullyng, pues ciertas características de este también facilitarían o impedirían tales situaciones. Este último tema me parece relevante porque conlleva el rol de la intitución en el manejo de la situación (como se ha visto en la prensa, al parecer, no habría un buen manejo, de hecho muchas veces se minimiza la situación)

felipe dijo...

Que niños que somos para darnos cuenta de cuanto abuso se nos comete y a que vejatorios actos somos expuestos... Desde una visión madura, que atacables son estos problemas, pero en nuestro contexto... que insuperable son.-