sábado, 30 de junio de 2007

La calidad de la banda ancha en Chile


Las problemáticas que presentamos en Chile los usuarios de banda ancha no es un tema nuevo en los usuarios de esta (basta revisar una serie de foros para constatar la molestia, o simplemente comentarle a otro usuario los problemas experienciados).

En mi caso de entre las dos principales opciones, se escogió en mi hogar por Telefónica, resultando un servicio caro y de muy bajísima calidad. Mala calidad que se hace manifiesta en una serie de problemáticas:
  • baja velocidad de conexión. Si bien tengo contratado servicio de un mega en ocasiones he llegado a tener 25 kbps!.
  • caída constante de la conexión. De hecho hay horas en que ni intentamos conectarnos.
  • mal servicio de soporte técnico y pésima atención al cliente.
  • falta de coordinación entre los diferentes secciones de la empresa: la oficina comercial dice una cosa, la oficina de servicio técnico otra.
  • y un largo y complejo etcétera.
En una edición especial del El Mercurio dedicada a la telefonía IP aparece un interesante artículo respeto a la calidad de los servicios de banda ancha otorgado en Chile. El articulo, denominado "El precio justo de la banda ancha" plantea una serie de puntos a considerar, que sintetizo a continuación:

- Si miramos las cifras a nivel de América Latina, el precio de la banda ancha en Chile está entre los más baratos, pero a nivel mundial ocupamos un nada competitivo con valores 80 veces más cara que los de Francia, Finlandia, Estados Unidos o Corea.
Tal situación afecta a la competitividad país.

- No estamos frente un mercado competitivo, pues más del 90 por ciento de las conexiones de banda residencial en Chile las mantiene un duopolio. Las empresas proveedoras de Internet que lideran el mercado nacional, a nivel de usuario residencial, son dos: Telefónica, con 44% del mercado, y VTR con 41%. Esta situación afectaría a los precios y a la calidad de los servicio ofrecidos.

- No existirían razones para que los precios sea tan altos:
  1. Chile tiene ciudades bastante densificadas, por lo cual el costo de inversión en las redes físicas necesarias es bajo y ya está hecho, en su gran mayoría. Además países de densidad muy baja como USA, están entre las más baratos del mundo.
  2. Además una series de costos son menores en Chile que el mundo desarrollado (recurso humano, los pares de cobre, los cables coaxiales, los permisos de construcción, en general no se exige cableado subterráneo).
  3. No sería correcto asignar los alto precios debido al costo del ancho de banda internacional, que sería mayor para Chile por nuestra lejanía. Tal situación no es tan gravitante dado que Internet se sobrevende (100% de los clientes no utiliza el ancho de banda al mismo tiempo), los clientes no están usando en todo momento banda ancha internacional, el uso es preferentemente nacional, existen tecnologías que permite seleccionar los contenidos internacionales con mayor demanda y almacenarlos en un servidor en Chile y así no gastar por la conexión internacional cada vez que un usuario lo requiera. De este modo el impacto de la lejanía no impacta en más de 4 a 8 dólares al mes por hogar.
- El precio de una banda ancha de 1 Mbps internacional no debería ser de más de 20 dólares (10 a 11 mil pesos) y hoy es de 80 dólares (30 mil pesos) promedio. Tal situación genera que brecha digital sea cada vez mayor, pues hay sectores en Chile que jamás va a tener derecho a Internet de calidad (ni en contenidos ni en las aplicaciones).

- Parte del problema se debe al tipo de regulación nacional dado que la ley ampara en cierta forma la discusión de la tecnologías nuevas sobre la base de cuidar negocios viejos. Las empresas estarían cobrando estas cantidades no por razones de costo, sino también por protección dado que mientras más ancho de banda exista, más rápido se va a desarrollar la telefonía por Internet.

1 comentario:

Noise, Noise, Noise dijo...

Hola D,

Me gusto el artículo

Oye cambié el blog, ahora estoy en http://lacosanarrativa.blogspot.com

Chao!!

R.